Las relaciones internas del Uru-Chipaya: nueva evidencia

Sabine Dedenbach-Salazar Sáenz, Nathalie Boecker & Katja Hannss
Equipo DobeS (Dokumentation bedrohter Sprachen), Alemania
 
Hasta la fecha no está clara la relación entre las variedades conocidas norteña y sureña del uru-chipaya. Como estas variedades geográficas deben haber perdido el contacto cuando ya no se hablaba la lengua en todo el “eje acuático” (Titicaca – Desaguadero – Poopó/Coipasa), se podría suponer que se hayan ido separando más durante estos últimos siglos. Pero los indicios mencionados por Wachtel y algunos hablantes de los pueblos de Irohito y de Chipaya ya indicaban una cierta inteligibilbidad mutua entre ambas variedades.

La fallecida lingüista Liliane Porterie-Gutiérrez estuvo en Irohito a comienzos de los años 1980, y el Museo de Etnografía y Folklore de La Paz tiene en su archivo un caset con grabaciones que hizo ella en este lugar donde ahora la lengua está extinta. El equipo de nuestro proyecto de estudio de la lengua chipaya ha tenido la oportunidad de hacer escuchar estas grabaciones a algunos miembros de la comunidad de Chipaya los que han entendido el contenido sin problemas. Aun teniendo en cuenta las implicaciones metodológicas de este procedimiento, resulta pues que estamos ante una nueva evidencia sobre la relación de ambas variedades, la norteña y la sureña, y podemos confirmar que éstas están estrechamente relacionadas y son inteligibles mutuamente. Por eso se puede hablar ahora con bastante certeza de que se trata de una lengua uru-chipaya.